Escalera a la iluminacion

Muy a menudo sucede que dos personas hacen las mismas cosas y alcanzan resultados realmente opuestos. O, por ejemplo, uno ” se mata trabajando”, mientras que el otro, apenas cumple sus deberes, dando lugar al famoso refran ” El que sabe, sabe y el que no sabe, es  jefe “.

Es injusto?

Para nada. No hay nada injusto en la vida.

Lo que realmente hace la diferencia es la energia.

Algo que se hace con poca energia suele dar resultados mediocres, algo que se hace con mucha energia conduse a resultados sobresalientes.

Esta parte la tenemos mas o menos clara casi todos.

Lo que no todos llegamos entender es que hacer con mucha energia no significa trabajar hasta agotamiento ni tratar de  alcanzar la perfecion.

Que una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Y que, en realidad, lo que de verdad importa, es como hacemos las cosas.

La estrecha relacion entre nuestro nivel de energia y nuestros estados de emocionales se conoce hace mucho y , a continuacion, les ofrezco al mapa de la conciencia del Dr. David Hawkins que nos permite apreciar esta relacion.

A la linea blanca del medio la podriamos llamar ” la linea de flotacion ” porque todos los estados que se ubican debajo de esta linea nos restan recursos, arrastrandonos a una espiral que nos lleva cada vez mas y mas abajo. Bajo esta linea, nos undimos.

Los estados arriba de esta linea nos elevan a los niveles cada vez mas abundantes de recursos ( me refiero a todo tipo de recursos: energia, consciencia, ideas, poderes, conocimientos, etc. ) hasta catapultarnos, en los estados 500+, a un mundo, cuya realidad se vuelve docil y manejable casi sin esfuerzo alguno, solamente con nuestra intencion.

Es realmente posible.

No digo que es facil pero, si , es posible.

Solamente tenemos que aprender a parar a tiempo la caida y empezar a subir los niveles. Uno por uno, escalon por escalon.

Y como en todo, la caida es rapida pero para subir, tenemos que usar las escaleras.

Al principio cuesta pero con tiempo y practica se aprende y ya pueden recuperar su nivel de energia casi instantaneamente.

Y, creanme , esto, si, vale la pena.

Porque en algun momento se daran cuenta que cada caida es solamente un motivo mas para levantarse y  subir corriendo y saltando los escalones de esta maravillosa escalera hacia la iluminacion.

Y que la iluminacion es nuestro inevitable destino.

Y que todos estamos encaminados hacia ella .

Y que, sin lugar a dudas, llegaremos.

Un dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *