Descubre tu valor real.

Todos nosotros vivimos en la sociedad e interactuamos con otras personas.

Siempre hay personas que necesitan algo de nosotros y nosotros también necesitamos algo de los otros.

Vivimos este intercambio diariamente.

Pero muchas veces aparecen a nuestro lado los estafadores. 

Las personas que quieren recibir algo de nosotros sin tener que dar nada a cambio o dar muy muy poco.

Y una de las mejores maneras de conseguir esto es convencerte de que lo que tu puedes darles vale poco.

¿Por que vale poco?

Porque tu mismo vales poco.

A toda costa tratan de reducir tu valor.

No les creas.

No seas como aquellos indios que vendieron la isla de Manhattan a cambio de un par de pedacitos de vidrios de colores.

Recuerda tu valor real.

¿Cual es tu valor real?

Desde el comienzo del mundo, nunca ha existido otro con tu mente, tu
corazón, tus ojos, tus oídos, tus manos, tu cabello, tu boca. Nadie ha podido,
ni puede ni podrá caminar y andar y moverse y pensar exactamente como tu.
Todos los hombres son hermanos tuyos y sin embargo eres diferente de cada
uno de ellos.

Eres una criatura única.
Eres el milagro más grande de la naturaleza.

Dentro de ti 
arde una llama que ha pasado a través de incontables generaciones.

Nadie puede manejar el pincel ni el cincel como tu; nadie puede imitar
exactamente tu caligrafía.

Eres un ser único de la naturaleza.
Eres una cosa rara, y existe valor en todo lo raro; por lo tanto eres de valor.

Eres el resultado de miles de años de progreso; por lo tanto estás mejor equipado,
tanto mental como corporalmente, que todos los emperadores y sabios que te
precedieron.

Tienes un potencial
ilimitado. Empleas sólo una pequeña porción de tu cerebro; ejercitas solo una
ínfima porción de tus músculos. Si asi lo quieres, puedes mejorar en un ciento por ciento más
tus éxitos de ayer.

A comenzar desde hoy.

Puedes realizar mucho más de lo que has
realizado, porque ¿por qué razón el milagro que te produjo debe
terminar con tu nacimiento? ¿Por qué no puedes extender ese milagro a tus
hechos de hoy?
Eres el milagro más grande de la naturaleza.
No estas de casualidad en esta tierra. Estás aquí con un propósito, y ese
propósito es crecer hasta convertirte en una montaña, y no encogerte hasta
parecer un grano de arena.

Ni las bestias, ni las plantas, ni el viento, ni la lluvia, ni las rocas, ni los lagos
tuvieron el mismo comienzo que tu, porque fuiste concebido con amor y traído a
este mundo con un propósito.

Eres el milagro más grande de la naturaleza.
Y la naturaleza no conoce derrota. Con el tiempo, emerge victoriosa, y así lo
harás tú, y con cada victoria la próxima lucha no será tan difícil.

Eres el milagro más grande de la naturaleza.

Ten siempre consciencia de tu valor real.

¡No regales tu vida!

Deja tus comentarios.

¿Sabías que existe el libro secreto que los mentores de ” El Secreto” solo enseñan a sus alumnos más avanzados?

¡Descúbrelo ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *