Cómo Traspasar Tus Limitaciones.

La naturaleza de nuestras limitaciones.

A fueza de condicionamiento social y repiticion, desarrollamos pautas características de pensamiento, enfocando la atención sobre las mismas imágenes e ideas, y haciéndonos las mismas preguntas.
El problema es que deseamos un nuevo resultado, pero continuamos actuando de la misma manera.
En cierta ocasión escuché decir a alguien que la definición de la locura es

«hacer las mismas cosas una y otra vez, y esperar un resultado diferente».
Los recursos que necesita para cambiar cualquier cosa en su vida se encuentran en su interior en estos mismos instantes. Lo que sucede es que tiene una serie de neuroasociaciones que habitualmente le hacen no utilizar por completo su capacidad. Lo que tiene que hacer es reorganizar sus caminos neurales, para que le guíen de la forma adecuada en la dirección que desea, en lugar de en la dirección de sus frustraciones y temores.
Para obtener nuevos resultados en nuestras vidas, no podemos limitarnos a saber lo que deseamos y lograr la motivación necesaria. Podemos sentirnos altamente motivados para cambiar, pero si seguimos haciendo las mismas cosas, repitiendo las mismas pautas inapropiadas, nuestras vidas no van a cambiar, y lo único que experimentaremos será más y más dolor y frustración.
¿Ha observado alguna vez a una mosca atrapada en una habitación?

Busca inmediatamente la luz, de forma que se dirige contra la ventana golpeándose una y otra vez contra el cristal, a veces durante horas.

¿Ha visto alguna vez a la gente hacer lo mismo?

La gente se siente altamente motivada para cambiar, pero ni toda la motivación del mundo podrá ayudarle si sigue intentando salir a través de una ventana cerrada. Tiene que cambiar su método de aproximación. La mosca sólo encontrará una posibilidad si se da media vuelta y mira a su alrededor, en busca de otra salida.
Si usted y yo siguiéramos la misma y vieja pauta, siempre obtendríamos los mismos y viejos resultados.

Parecemos a unos DVD viejos y nuestra vida a una película con guión preestablecido.
Los discos repiten una y otra vez los mismos sonidos debido al surco continuo en el que se halla registrado el sonido.
Pero ¿qué sucedería si un buen día tomara el disco y lo rayara docenas de veces con una aguja? Si lo hiciera un número suficiente de veces llegaría un momento en que la pauta se vería tan profundamente interrumpida que el disco ya no volvería a sonar nunca más de la misma forma. De la misma manera, interrumpir la pauta del comportamiento o la emoción limitadora puede cambiar por completo su vida.
¿Por qué creen que Jesús enseñaba poner otra mejilla?
La mayoría cree que era un llamado a la no-violencia al estilo de Mahatma Gandhi.
Lo que no se tiene en cuenta es la época en que predicaba El Cristo.
Era una época cuando La Ley exigía:

” Ojo por ojo”.
Era La Ley escrita y desobedecerla se castigaba severamente.
Una obligación.
Una pauta fija de comportamiento que no dejaba opciones.
El software inalterable de un robot.
Si realmente quiere ser libre necesita desinstalar los programas que limitan su vida.
Hay que rallar el surco.

¿Que se puede hacer?

Poner la otra mejilla si te maltratan no serviria. No vivimos en la época del Cristo.
Vivimos en una sociedad donde bajar la cabeza se convirtió en una pauta de comportamiento.
Pero, si, puede actuar diferente.
Digo actuar porque en caso de los surcos profundos, los pensamientos y emociones tienen más inercia que las acciones del cuerpo.
No piense que tendría que hacer.
Sonria.
Échese a reír.
Frote las manos como lo hace una persona contenta.
Grite “¡Aleluya!”.
Haga algo que parecería una locura en esta situación.
¡Rompa la pauta que le lleva a los resultados de siempre!
Graba otro surco y la película de su vida sera distinta a partir de ahora.
Y cuando aprenda a hacerlo una y otra vez, Usted se convertirá al director de la película.
Y su película en una obra maestra.

Deja tus comentarios

2 pensamientos en “Cómo Traspasar Tus Limitaciones.”

  1. Pingback. Aprende a Transformar las Experiencias Más Dolorosas.

  2. Pingback. El Poder de la Curiosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *