Ley de Atracción y Ley de Gravedad, ¿Que Tienen en Común?

Cada persona es un mundo. Por más que estemos compartiendo el mismo planeta y estemos básicamente muy parecidos, no hay dos personas que tengan la misma visión del mundo. 
Y esta visión del mundo la reforzamos durante toda nuestra vida con cada uno de nuestros pensamientos, nuestras palabras, nuestras acciones. 
Sin cansancio atraemos a nuestro mundo a las situaciones y personas que coincidan con nuestra manera de ver el mismo. 
Porque es así como funciona la Ley de Atracción. 
” Semejante atrae a lo semejante “. 
Con el paso del tiempo esta visión del mundo llega a ser tan real, tan poderosa que olvidamos que es solo una descripción de la realidad elaborada por nuestra mente. 
Ni siquiera el hecho de que dos personas distintas viven a este mundo, incluso a la misma situación de dos formas diferentes (algunos la ven como una oportunidad y algunos como una amenaza, unos la sufren y los otros la gozan), llega a plantar alguna duda en nuestra cabeza sobre la “realidad” del nuestro mundo. 
Este mundo se vuelve tan real que cuando tratamos cambiarlo, no podemos. 
Así, de a poco, nuestro mundo que construimos como nuestra casa acogedora se convierte en nuestra prisión y nosotros en sus prisioneros. 
Nos atrapa como un planeta a sus habitantes.

Cuando vemos a la Luna y tratamos llegar hacia ella, no nos deja por más que saltemos hasta el cansancio. 
Entonces, renunciamos a nuestros intentos y aceptamos que “no se puede”. 

Si, se puede! 

Pero te va a costar un montón de trabajo, toneladas de esfuerzo. 
Vas a tener que dar lo mejor de ti para llegar a la Luna. 
Trabajo, perseverancia, creatividad, voluntad. 
Para vencer la Ley de Gravedad el hombre invento el cohete. 
Mira lo que pasa cuando se prenden los motores. 
Al principio parece que no pasa nada, casi no se mueve. Después, muy de a poco, va tomando la velocidad. Va cada vez más rápido, más lejos hasta llegar al punto donde la Tierra deja de ejercer su atracción a el y comienza la atracción de la Luna. Entonces va hacia su meta en automático, sin esfuerzo alguno. 
Es igual con tus sueños. Te va a costar toneladas de trabajo romper la atracción de tu situación actual. 
Mucho trabajo mental para aceptar que si, “se puede”. 
Tienes que Leer mucho. Hay muchos autores que escriben sobre la Ley de Atracción. 
Descarga gratuita de libros sobre La Ley de Atraccion 

Tienes que buscar un circulo de personas que te apoyen. 
Hay muchos cursos, muchos vídeos en Internet. 
Todo para cambiar tu mentalidad respecto al éxito. 
Y, lo más importante, empezar a dar los primeros pasos hacia tu meta. 
Por más pequeños que sean. 
Por más que, a primera vista, los resultados no se noten. 
Es igual como un cohete que va a la Luna. 
Lo importante es encender los motores. 
Porque si, 

El cambio es posible! 

Agradezco tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *