Las Preguntas que Cambiaran Tu Vida.

El tremendo poder de las preguntas

“Algunos hombres ven las cosas como son, y dicen: « ¿Por qué?»

Yo sueño con cosas que nunca fueron, y me pregunto: « ¿Por qué no?»”

GEORGE BERNARD SHAW

Cuando vemos a alguien con una capacidad extraordinaria, o que parece poseer una capacidad sobrehumana para afrontar los desafíos de la vida; la mayoría de nosotros pensamos cosascomo: «¡Qué suerte tiene! ¡Poseetanto talento! Tienen que haber nacido de ese modo». Pero, en realidad, el cerebro humano posee la capacidad para producir respuestas con mucha mayor rapidez que la computadora más inteligente que exista, incluso considerando la actual micro tecnología de las computadoraspara realizar cálculos en giga segundos (mil millonésimas de un segundo).Se necesitarían dos edificios del tamaño del World Trade Center para almacenar la capacidad de nuestro cerebro. Sin embargo, estamasa de materia gris de apenas kilo y medio de peso puede proporcionarle, instantáneamente, más capacidad para encontrar soluciones a los desafíos y para crear poderosas sensaciones emocionales que cualquier otra cosa que exista en el vasto arsenal tecnológico creado por el hombre.Del mismo modo que una computadora muestra una capacidad tremenda, sin comprender cómo aprovechar y utilizar todo aquello que ha almacenado, la capacidad del cerebro no significa nada. Estoy seguro de que habrá conocido a alguien (quizás usted mismo) que ha comprado una nueva computadora y nunca la ha usado sencillamente porque no sabe cómo hacerlo. Si quiere tener acceso a los ficheros de valiosa información que contiene una computadora, tiene que comprender cómo aprovechar esa información, pidiéndola mediante las órdenes adecuadas. Del mismo modo, lo que nos permite obtener cualquier cosa de los propios bancos de datos es el poder de orden que tiene el hacer preguntas.

¿Cómo funcionan las preguntas?

“Aquel que se hace preguntas, no puede evitar las respuestas.”
PROVERBIO DEL CAMERÚN


Las preguntas cambian inmediatamente aquello sobre lo que enfocamos la atención y en consecuencia cómo nos sentimos.Si continúa haciéndose preguntas del estilo de: «¿Cómo es que me siento tan deprimido?», o bien: « ¿Por qué no le gusto a nadie?», enfocará la atención, buscará y encontrará referencias que apoyen la idea de que hay una razón para que se sienta deprimido o poco querido. Como resultado de ello, se quedará en esos estados de ánimo tan poco capacitadores. Si En lugar de eso se pregunta: «¿Cómo puedo cambiar mi estado de ánimo para sentirme más feliz y querido?»,enfocará la atención sobre las soluciones. Aunque su cerebro le responda inicialmente: «No hay nada que pueda hacer», si a pesar de ello insiste y mantiene un sentido de la certidumbre y la expectativa, terminará por obtener las respuestas que necesita y se merece. Descubrirá verdaderas razones para sentirse mejor y, al enfocar la atención sobre ellas, su estado emocional le seguirá de inmediato.Hay una gran diferencia entre una afirmación y una pregunta. Cuando se dice a sí mismo: «Soy feliz, soy feliz, soy feliz», es posible que se sienta realmente feliz si produce la suficiente intensidad emocional, cambia su fisiología y, en consecuencia, su estado de ánimo. Pero, en realidad, puede pasarse todo el día haciéndose afirmaciones de este tipo sin cambiar cómo se siente. Lo que le ayudará a cambiar realmente es preguntarse: « ¿De qué me siento feliz ahora? ¿De qué podría sentirme feliz si lo deseara? ¿Cómo me haría sentirme feliz eso?»Sí continúa haciéndose preguntas como éstas, descubrirá referencias reales que le inducirán a enfocar la atención sobre las razones que existen realmente para que se sienta feliz. Y entonces estará seguro de sentirse feliz.En lugar de «animarle», las preguntas le proporcionan verdaderas razones para sentir la emoción. Usted y yo podemos cambiar en un instante el estado de ánimo, cambiando nuestro enfoque. La mayoría de nosotros no nos damos cuenta del poder del control de la memoria. ¿Verdad que ha atesorado en su vida momentos que, si enfoca la atención y piensa en ellos, eso le hace sentirse inmediatamente feliz, incluso en este momento? Quizá fue el nacimiento de un niño, el día de su boda o su primera cita. Las preguntas son una guía que le conduce a esos momentos. Si se hace preguntas como: « ¿Cuáles son los momentos que más atesoro?», o bien: «¿Qué hay de realmente maravilloso en mi vida ahora mismo?», y considera seriamente la pregunta empezará a pensar en experiencias que le hacen sentirse fenomenalmente bien. Y en ese estado emocional no sólo se sentirá mejor, sino que será capaz de aportar más a todos aquellos que le rodeen.
Las respuestas que recibimos dependen de las preguntas que estamos dispuestos a plantear. Por ejemplo, si se siente realmente enojado, y alguien dice: «¿Qué hay de grande en esto?», es posible que no esté dispuesto a responder. Pero, si valora mucho el aprendizaje, puede que esté dispuesto a responder sus propias preguntas de: «¿Qué puedo aprender de esta situación? ¿Cómo puedo utilizar esta situación?» Su deseo por encontrar nuevas distinciones le impulsará a tomarse el tiempo para responder a sus propias preguntas y, al hacerlo así, cambiarán suenfoque, su estado de ánimo y los resultados que esté obteniendo.Hágase ahora mismo algunas preguntas que le aporten poder. ¿De qué se siente realmente feliz en su vida ahora mismo? ¿Qué hay realmente grande en su vida hoy? ¿De qué se siente verdaderamente agradecido? Tómese un momento para pensar en las respuestas y observe lo bien que se siente al saber que posee razones legítimas para sentirse estupendamente ahora mismo.

Preguntas de poder de la mañana

Cada mañana, al despertarnos, nos hacemos las mismas preguntas. Cuando se apaga la alarma del despertador, ¿qué pregunta se hace? Suele ser: «¿Cómo es que tengo que levantarme ahora?», «¿Por qué no hay más horas en el día?», «¿Y si dormitara un rato más?» ¿Y qué sigue preguntándose mientras se ducha? «¿Por qué tengo que ir a trabajar?», «¿Cómo va a estar hoy de mal el tráfico?», « ¿Qué clase de asuntos me van a caer encima hoy?» ¿Y si cada día empezara a hacerse conscientemente una serie de preguntas capaces de situarle en el estado mental correcto para recordar lo agradecido, lo feliz y lo excitado que se siente? ¿Qué clase de día cree que tendría empezando la jornada con los estados emocionales más positivos que pudiera encontrar? Evidentemente, eso afectaría a su forma de sentir en todos los ámbitos.Al darme cuenta de esto, decidí que necesitaba aplicar un «ritual de éxito», y creé una serie de preguntas, que me hago cada mañana. Lo maravilloso de hacerse preguntas por la mañana es
que eso puede hacerse en la ducha, mientras se afeita o se seca el pelo. De todos modos, ya se está haciendo preguntas, así que ¿por qué no hacerse las correctas? Me di cuenta de que hay ciertas emociones que todos necesitamos cultivar para ser felices y alcanzar éxitos individuales. De otro modo, uno puede ganary seguir teniendo la sensación de que está perdiendo si no mantiene la puntuación o se toma el tiempo para sentir lo afortunado que es.Así pues, tómese ahora el tiempo para revisar las siguientespreguntas. Tómese un momento y experimente en profundidad las sensaciones que le producen las preguntas de la página siguiente.Si quiere producir un verdadero cambio en su vida convierta esto en parte de su ritual diario para el éxito personal. Al plantearse de modo consistente estas preguntas, descubrirá que puede acceder a los estados emocionales más capacitadores, de una forma regular, y empezará a crear las autopistas que conducen a estas emociones de felicidad, excitación, orgullo, gratitud, alegría, compromiso y amor.Al cabo de poco tiempo, descubrirá que,en cuanto abre los ojos, esas preguntas se disparan automáticamente por simple hábito, y ya estará entrenado para hacerse la clasede preguntas que aumentarán su poder para experimentar una mayor riqueza en la vida.Las preguntas de poder de la mañana Nuestra experiencia vital se basa en aquello sobre lo que enfocamos la atención. Las siguientes preguntas han sido concebidas para inducirle a experimentar más felicidad, excitación, orgullo, gratitud, alegría, compromiso y amor cada día de su vida. Recuerde que las preguntas de calidad crean una calidad de vida.Encuentre dos o tres respuestas a todas estas preguntas y asóciese por completo a ellas. Si tiene dificultades para encontrar una respuesta, añada simplemente «podría». Por ejemplo: «¿Qué podría hacerme sentir feliz ahora en mi vida?»

1. ¿Qué me hace sentirme feliz ahora en mi vida? ¿Qué es lo que me hace sentirme feliz? ¿Cómo hace que me sienta?

2. ¿Qué me hace sentirme estimulado ahora en mi vida? ¿Qué es lo que me hace sentirme estimulado? ¿Cómo hace que me sienta?

3. ¿De qué me siento orgulloso en mi vida ahora? ¿Qué es lo que me hace sentirme orgulloso? ¿Cómo hace que me sienta?

4. ¿De qué me siento agradecido en mi vida ahora? ¿Qué es lo que me hace sentirme agradecido? ¿Cómo hace que me sienta?

5. ¿De qué estoy disfrutando más en mi vida ahora? ¿Qué es lo que me hace disfrutar más? ¿Cómo hace que me sienta?

6. ¿Con qué estoy comprometido en mi vida ahora? ¿Qué es lo que me hace comprometerme? ¿Cómo hace que me sienta?

7. ¿A quién amo? ¿Quién me ama?  ¿Cómo hace que me sienta?

¡Hágalo por 7 días y su vida cambiará por completo!

1 pensamiento en “Las Preguntas que Cambiaran Tu Vida.”

  1. Pingback. ¿Te Falta Energía Para Alcanzar Tus Metas? Descubre Cómo Recuperarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *