La Pregunta Que Cambiara Tu Vida

Muchas veces en mis posts hablo del subconsciente, energía, inconsciente, creencias y otras cosas incomprensibles.

Es verdad son incomprensibles por definición para nuestra mente consciente.

Es más nuestra mente consciente es solamente una parte mínima de lo que realmente somos.

Pero fuimos educados (entrenados) para creer que nuestra mente es lo más valioso que tenemos, que somos seres razonables, que tenemos que usar la razón para tomar decisiones en la vida.

Es por eso que desconfiamos de todo lo que trata de inconsciente y otras “cosas raras”.

Y es por eso que hoy te voy a dar una herramienta que usa únicamente la razón. Una herramienta potente para dar un” salto cuántico”  en la vida.

La pregunta que cambiara tu vida para siempre.

Ahora mismo cierra los ojos y responde una pregunta.

¿Qué es lo que te impide ahora mismo tener lo que tanto anhelas?

Tu mente de inmediato te proporcionara las respuestas fáciles.

No tengo dinero, no tengo tiempo, no tengo carácter, no tengo conocimiento…

Pero es una trampa. No caigas en ella.

Si sigues cavando en tus razones, descubrirás que la razón verdadera de que estas donde estas es tu miedo.

¿De qué tienes miedo?

Escríbelo.

No guardes nada, vuélcalo sobre una hoja de papel.

Una vez que lo largaste todo dedica un tiempo para pensar y encontrar la respuesta a la siguiente pregunta

¿Por qué tengo este miedo?

Escríbelo.

Llegando a este punto, probablemente, tendrías escrito algo así:

No tengo dinero ahora mismo/ porque tengo miedo a fracasar si intento hacer algo para tenerlo/ porque cuando era chico mi mama no se cansaba de repetir que yo estaba hecho para tener dinero y, en general, no merecía nada bueno porque me comportaba mal.

O algo por el estilo.

Y es en este punto que tienes que hacerte

La pregunta más importante de todos.

¿Es un hecho o una opinión?

Un hecho/ una opinión tuya/ una opinión de mama/ una opinión de la mama de tu mama/….

Si lo reconsideras de este modo queda algo así:

Yo no tengo dinero porque supongo que es lo mejor que puedo hacer para mi bien porque supongo que mi mama suponía que…

Nada de esto es real excepto tu situación actual.

Es el único hecho en toda la cadena.

Esta es la famosa razón que tanto nos enorgullece.

Revisa tu vida.

Separa lo real de lo imaginario y toda esta fortaleza inexpugnable del “No Puedo” se caerá como un castillo de naipes.

¡Nada es real excepto lo que tú elijas hacer realidad!

Y ahora una última pregunta:

Ahora que sabes la verdad ¿Hay algo que te detiene para alcanzar tu sueño?

¡Te deseo muchos éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *