Las Llaves de la Riqueza. La llave N.10

«¡Tengo una mente millonaria!».

Para repasar las llaves anteriores

Leer  aquí

La otra diferencia abismal entre la gente rica y la gente que prefiere ser pobre es :

Los ricos piensan:

“Quiero las dos cosas”.

Los pobres piensan:

“0 esto o lo otro”.

La gente rica vive en un mundo de abundancia.

La gente pobre, en un mundo de limitaciones.

Por supuesto, unos y otros habitan en el mismo mundo físico, pero la diferencia se halla en su punto de vista.

Los pobres y la mayoría de la gente de clase media vienen de la escasez; viven según divisas como:

«Solamente hay lo justo para todos, nunca hay suficiente, y no se puede tener todo».

Y, si bien es posible que no puedas tenerlo «todo», yo sí pienso que, desde luego, puedes tener «todo lo que de verdad quieras».

¿Quieres una carrera con éxito o una estrecha relación con tu familia?

¡Las dos cosas!

¿Quieres centrarte en los negocios o pasarlo bien y jugar?

¡Las dos cosas!

¿Quieres dinero o significado en tu vida?

¡Las dos cosas!

¿Quieres ganar una fortuna o hacer el trabajo que te encanta?

¡Las dos cosas!

La gente pobre elige siempre una de las dos opciones; la gente rica, las dos.

Los ricos entienden que con un poco de creatividad casi siempre puedes dar con un modo de tener lo mejor de ambos mundos.

De ahora en adelante, cuando te veas enfrentado a una alternativa de «o una cosa o la otra», la pregunta por antonomasia que debes hacerte es:

« ¿Cómo puedo tener ambas?».

Esta pregunta cambiara tu vida.

Te llevara de un modelo de escasez y limitación a un universo de posibilidades y abundancia.

Los ricos creen que «puedes tener el pastel y también comértelo».

La gente de clase media cree que «el pastel es demasiado “rico “,

así que solo tomare un trocito».

Los pobres no creen que merezcan pastel,

de modo que piden una rosquilla,

se centran en el agujero

y se preguntan cómo es que no tienen «nada»

Te insto encarecidamente a que disipes el mito de que el dinero es en algún aspecto malo o de que tú serás menos «bueno» o menos «puro» si eres adinerado.

Esa creencia es una absoluta tontera, y lo que vas a conseguir tragándotela, además de engordar, es arruinarte.

Amigos, ser amable, generoso y afectuoso no tiene nada que ver con lo que haya o deje de haber en tu cartera: esos atributos provienen de lo que reside en tu corazón.

Ser puro y espiritual no tiene nada que ver con lo que haya o deje de haber en tu cuenta bancaria: son atributos que provienen de lo que hay en tu alma.

Pensar que el dinero te hace bueno o malo, de un modo u otro, es el modo de pensar «o una cosa o la otra» y simple y llanamente no es más que «basura programada», que no contribuye a tu felicidad ni a tu prosperidad.

Si realmente quieres vivir una vida sin límites, sea cual sea la situación, despréndete del modo de pensar «o una cosa o la otra» y mantén la intención de tener «las dos cosas».

Declaración

Pon la mano sobre el corazón y di: 

«Yo siempre pienso “Quiero las dos cosas”».

Te sugiero probar la validez de esta afirmación con el test muscular

Si resulta que que tu subconsciente dice que no, te puede ayudar esta poderosa 

Meditación guiada

"Puedo ser rico y buena persona al mismo tiempo"

Toma acción inmediata que te acerca a la riqueza

  1. Practica pensar y crear modos de tener «las dos cosas».Cualesquiera que sean las alternativas que se te presenten, pregúntate: « ¿Cómo puedo tener las dos cosas?».

2. Toma conciencia de que el dinero que se halla en circulación enriquece la vida de todos. Cada vez que te gastes dinero, di para ti: «Este dinero pasara por cientos de personas y creara valor para todas ellas».

3. Piensa en ti como un modelo de conducta para otros, demostrando que puedes ser amable, generoso, afectuoso iY rico!

Consultas :

¡Comenta y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *