Autoestima inquebrantable. El primer paso.

Como aumentar la autoestima.

Cada uno de nosotros tiene sus fortalezas y sus debilidades. Todos estamos de acuerdo con ello. Pero, por desgracia, no todos sabemos  aceptar el hecho de tener las debilidades, de estar en desventaja en relación con otras personas. Y, mucho menos, reconocerlo públicamente.

¿Por qué?

La mayoría de las personas está convencida que sus debilidades son signos de su inferioridad o insignificancia. Pensamos que nos hacen menos dignos… al menos, comparando con otras personas. Pero es totalmente falso. En definitiva, todos tienen sus desventajas. Hasta las personas más famosas y admiradas tienen las suyas. Lo leemos en revistas todo el tiempo.

Cada persona  tiene algo que lo pone en desventaja comparando con otras personas.

Ninguna persona, ni siquiera la más exitosa, tiene solamente las fortalezas.

Es por ello que a mucha gente le encanta leer estas revistas. Los artículos de este tipo les dan la confirmación que los famosos también son humanos, son como ellos con sus fortalezas y debilidades.

Para una persona que no sabe aceptar y perdonar sus propias debilidades es casi imposible aceptar y perdonar las debilidades ajenas.

Muchos, incluso, dedican todo su tiempo y energía a la búsqueda de las debilidades del otro para escapar de esta manera de la necesidad de reconocer y aceptar a sus propias.

A veces llegamos a esconder a nuestras debilidades tan profundamente que dejamos de ser conscientes de ellas.

Y la paga por ello es muy alta.

Si nos negamos a reconocer a nuestras debilidades, tratamos de ocultarlas, se nos hace imposible cultivar una alta autoestima.

El hecho de dedicar a todo nuestro tiempo y energía a los intentos de disimular y esconder a nuestras debilidades las pone constantemente al centro de nuestra atención fortaleciéndolas aún más y convirtiéndolas a la base misma de nuestra existencia.

Terminamos olvidando todo lo bueno que tenemos y nos transformamos poco a poco a lo que tanto odiamos.

Se arma un círculo vicioso que nos atrapa por el resto de la vida.

Pero romper este círculo es mucho más fácil que imaginamos.

Hay tres puntos muy importantes que quiero que sepas.

El reconocimiento y aceptación de nuestras debilidades nos da la posibilidad de usarlas para nuestro beneficio.

No podemos eliminar algo que, supuestamente, no tenemos.

Cuando reconocemos y aceptamos que nuestras debilidades representan una parte integral de nosotros mismos obtenemos el chance deshacernos de las limitaciones, los programas negativos y creencias obsoletas.

Toda debilidad puede ser transformada y usada para nuestro propio beneficio.

Y el primer paso para lograr esto es aceptar a si mismo tal como es, en su totalidad, con fortalezas y debilidades.

Cuando reconocemos a “nuestro lado oscuro” nos liberamos del miedo.

Si tienes miedo que otras personas te van a juzgar por tus debilidades, se aprovecharan de tu desventajas o te pondrán sello de perdedor, date cuenta que ya lo estás haciendo tú mismo y, encima, de la más descarada manera.

Las debilidades y falencias les dan una dimensión 3D a las personas como las sombras en los cuadros de los grandes artistas que resaltan poderosamente a los tonos vívidos y luminosos.

Pero tú no quieres ser así. Tú tienes miedo de ser rechazado, que los otros te den la espalda o se van a reír de ti. Estas inseguro y para disimular esto tratas desesperadamente a alcanzar la perfección inalcanzable. Todo lo posible para no dar un paso al falso, no cometer un error.

Cuando reconoces y aceptas a tus debilidades, cuando les das amor como a una parte integral de ti mismo, los miedos desaparecen.

Y también los celos y la envidia.

Estos dos solamente existen gracias a la inseguridad y la sensación de nuestra inferioridad.

Cuando reconocemos a nuestras debilidades obtenemos la oportunidad de transcenderlas.

Cuando reconocemos nuestras debilidades nos convertimos a nosotros mismos.

Si piensas que al reconocer a tus debilidades perderás el respeto y la aceptación de otras personas, te equivocas, sucederá justamente lo opuesto.

Mira a ti mismo. A ti te gustan las personas abiertas, capaces  a reconocer sus errores, sus fallas, sus debilidades, con la integridad para no ocultarlos y, mucho menos, de  negarlos.

Todos nosotros admiramos a las personas que aman, respetan y aceptan totalmente a si mismo tal como son, a las personas que no fingen ser fuertes e integras, a las personas que lo son.

Cuando reconoces tus debilidades dejas de tratar de ser alguien otro y te conviertes a tú mismo. 

Cuando dejas de engañar a si mismo pierdes miedo de desilusionarte.

Se cae un peso tremendo de tus hombros.

Dejas de ser tan sensible y perseguido.

Y, lo más importante, tendrás un montón de tiempo y energía para dedicarlos a tus lados positivos en vez de gastarlos tratando de hacer que nadie se dé cuenta que no eres lo que finges ser.

¿Cómo hacerlo?

De esto hablaremos en el próximo artículo.

Suscríbete ahora para no perderlo.

Y, por supuesto, no te olvides compartir este material con las personas que, en tu opinión, lo necesitan.

2 pensamientos en “Autoestima inquebrantable. El primer paso.”

  1. Pingback. Como Aceptarte a Ti Misma. – Auto-ayuda facil

  2. Pingback. Autoestima inquebrantable. Como convertir tus debilidades en fortalezas. – Auto-ayuda facil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *