Autoestima inquebrantable. Como convertir tus debilidades en fortalezas.

  • por

Detrás de cada debilidad se esconde una fortaleza.

Probablemente después del ejercicio anterior te diste cuenta que tus supuestas debilidades y fortalezas no lo son en realidad, solamente se convierten en ellas cuando las pasamos por el filtro de nuestras creencias, por nuestro sentido del bien y del mal.

Nuestras particularidades se convierten en fuerzas o debilidades según nuestra visión subjetiva sobre nosotros mismos.

Nosotros decidimos que es lo que vemos en nosotros mismos.

Seguramente ya viste muchas imágenes así pero probablemente nunca pensaste que esta imagen pudiera ser algo más que una interesante ilusión óptica. Esta imagen es un reflejo de cómo, en cada instante, decidimos en qué dirección nos vamos, que camino tomamos, el izquierdo o el derecho, blanco o negro, positivo o negativo.

Y si profundizamos un poco, veremos que no solamente elegimos en que mundo viviremos en el instante siguiente, sino lo creamos, creamos nuestro mundo en cada instante según nuestra creencia de cómo debería ser este mundo.

O, mejor dicho, lo volvemos a construir exactamente igual de cómo nos enseñaron que debería ser.

Los famosos test psicológicos son un ejemplo clarísimo de ello. Atribuimos a una simple mancha un significado que decidimos según nuestra programación interna.

Nosotros mismos decidimos quienes somos, si estamos en el infierno o en el paraíso y donde estaremos en el próximo instante.

Así igual, cuando miramos a nosotros mismos, nos valoramos según nuestras propias creencias sobre lo que significa tal y cual cosa.

Pero es solamente nuestra acostumbrada manera de ver las cosas, no es la verdad.

La verdad es esta

Detrás de cada supuesta debilidad se esconde una gran fortaleza.

Solamente tienes que cambiar tu punto de vista.

Las supuestas debilidades pueden estimularte a realizar unas hazañas increíbles.

Muchas veces alguna particularidad pone a las personas frente a las barreras que tienen que superar para cumplir con el aprendizaje de su alma y convertirse en la mejor versión de sí mismo.

Nick Vujicic nació sin brazos ni piernas, en Melbourne, Australia, el 4 de diciembre de 1982, ya que tenía el síndrome Tetra Amelia, que se caracteriza precisamente por la ausencia de extremidades.

Es motivador y conferencista, empresario y actor, padre y esposo.

Es una persona que motivo a millones a seguir adelante.

Otras veces en vez de superar el obstáculo, las personas eligen rodearlo desarrollando otras habilidades que suplantan con creses sus supuestas desventajas.

Morihei Ueshiba, un japonés de baja estatura que renuncio totalmente al uso de fuerza bruta y fundo la escuela de arte marcial Aikido.

En la foto uno de sus alumnos.

Y, a veces, algunos llegan a convertir a sus aparentes desventajas no solamente a sus fortalezas sino a algo que los destaca, a su marca registrada.

Adriano Celentano. Un hombre de  una apariencia muy particular (por decirlo de alguna manera). Nunca intento disimularlo ni maquillar de alguna manera. Lo convirtió en su sello personal.

Gran cantante, actor, icono y sex symbol de una década.

Cada supuesta debilidad es nuestra oportunidad de crecer, es nuestro punto de partida y la dirección de nuestro viaje también la decidimos nosotros.

Ejercicio práctico.

Elije de la lista anterior una o dos debilidades y anótalas.

Responda por escrito a las siguientes preguntas.

Si no lo haces por escrito, no lo estás haciendo.

¿Puedes usar a esta particularidad como un estímulo?

¿Esta particularidad da algún significado especial a tu vida?

¿Qué es lo que esta particularidad te ayudo a alcanzar en la vida?

¿Qué experiencias maravillosas te perderías si no tuvieras esta particularidad?

¿A quién no conocerías si no tuvieras esta particularidad?

¿Qué momentos de felicidad no vivirías sin tener esta particularidad?

¿Qué fortalezas no desarrollarías sin esta debilidad?

¿Esta debilidad te propone un reto? ¿Cuál?

¿Qué podrías hacer con esta particularidad?

Responde la última pregunta usando como modelos tres ejemplos anteriores:

Superación, rodeo, marca registrada.

Ejemplo:

Tengo una nariz larguísima.

¿Qué puedo hacer?

Una cirugía plástica.

Un curso de maquillaje.

Un concurso “Miss Nariz Larga”, ganarlo y entrar a “Libro de records Guinness “, crear una moda mundial de narices largas.

No te límites con las respuestas obvias. ¡Disfrútalo!

Toma una decisión.

A partir de este momento voy a convertir mis debilidades a mis fuerzas. Cada debilidad esconde una fortaleza mayor, un mensaje que yo entiendo y acepto.

¡Mis debilidades me convierten en un ídolo!

En el próximo capitulo hablaremos de nuestras fortalezas.

Suscríbete ahora para no perderlo.

Y, por supuesto, no te olvides compartir este material con las personas que, en tu opinión, lo necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *